Info – Consejos: A mi mascota le cae mucho el pelo: ¿alguna solución?

El pelo de nuestra mascota es un reflejo del estado de su salud. Si está fuerte y brillante indica que el animal está sano y que el organismo funciona correctamente. Pero a veces se producen caídas excesivas que provocan preocupación a los propietarios y que nos trasladan a nuestras consultas.

En esta entrada pretendemos dar respuestsa a las principales causas de caída de pelo y algunos consejos para disminuir los efectos.

Autora Elena Molí

H.V. Sala Gorön (Sitges)

¿Cuando nos tenemos que preocupar por una muda excesiva?

No nos hemos de preocupar si la caída del pelo coincide con la muda de primavera o otoño dado que son condiciones normales, como pasa también en los humanos.

¿Cuando nos tenemos que preocupar entonces?

  • le cae mucha cantidad de pelo diariamente.
  • aparecen “calvas” o alopecias a zonas concretas de la piel.
  • notamos el pelo débil y muy fragil.

¿Qué debemos hacer cuando detectamos algunos de estos cambios?

La mejor solución es  CONSULTAR SIEMPRE AL VETERINARIO. El ideal es hacer una revisión general de la mascota y si el veterinario lo considera adecuado realizar las analíticas apropiadas para cada caso.

Causas más frecuentes de caída excesiva de pelo

Actualmente encontramos diferentes motivos que pueden hacer que la caída de pelo sea excesiva. Las más frecuentes son:

  • reacción a las pulgas: dermatitis alérgica.
  • alergias: alimentarias, a medicamentos.
  • deficiencias en la alimentación.
  • infecciones por parásitos y por hongos.
  • problemas hormonales.
  • fricciones con el collar.
  • estrés y ansiedad.
  • predisposición genética.

Reacción a las pulgas: dermatitis alérgica.

Hay perros que tienen la piel muy sensible reaccionando al pellizco de las pulgas con irritación y enrojecimiento de la piel.

Esto les produce mucho pico, la cual cosa hace que caiga el pelo provocando alopecias y se agrava más el problema.

Alergias

De alergias pueden haber a diferentes causas pero las más frecuentes suelen ser las alimentarias, las atópicas o a medicamentos.

Son situaciones que también provocan picor y rascado constante provocando lesiones cutáneas y la consiguiente pérdida de pelo.

Deficiencias en la alimentación

Una dieta pobre y de baja calidad puede crear déficit de vitaminas, de minerales y de aminoácidos, afectando a la piel y al pelo de tu perro.

Por tanto, la alimentación es un aspecto muy importante para controlar la caída del pelo y para mantenerlo fuerte y sano.

Infecciones por parásitos y por hongos

En estos casos el inicio del problema suele ser una pérdida de pelo a placas en diferentes partes del cuerpo. Y si se va agravando irán aumentando las zonas con alopecia.

La única forma de llegar a la solución en estos casos es hacer pruebas cutáneas: raspados, citologías, tricogramas, cultivos…

Por tanto es imprescindible la actuación del veterinario para poder llegar a hacer un diagnóstico y realizar un tratamiento adecuado.

Problemas hormonales

Hay desequilibrios hormonales que pueden causar alteraciones en la muda del pelo. El más frecuente es el hipotiroidismo. Es un problema en la glándula tiroides que puede ser una causa de caída de pelo.

Generalmente va asociado a más síntomas como piel reseca, pelo muy quebradizo, intolerancia al ejercicio, obesidad… y puede afectar a sus funciones circulatorias, digestivas y metabólicas.

Perros jóvenes que llegan a la madurez sexual pueden hacer cambios físicos con pérdida de pelo temporalmente. En este caso, el proceso se normaliza con el tiempo.

Fricciones con el collar

Si el animal lleva un collar demasiado ajustado puede dejar placas a la zona del cuello. Por tanto se hace necesario vigilar el tamaño del collar y el material que se utiliza.

Recordar también la NO utilización de ciertos tipos de collares conocidos como “de castigo”, ya que no sólo podemos provocar lesiones y heridas en la piel sino también algún trastorno de comportamiento asociado.

Estrés y ansiedad

Igual que a las personas, el nerviosismo y la ansiedad pueden ser una causa comuna de pérdida de pelo.

Las situaciones que frecuentemente suelen producir este estrés son:

  • paseo corto y falta de estímulos
  • pasarse más horas cerrado
  • cambio de casa
  • pérdida de una persona querida
  • abandono
  • maltrato

Predisposición genética

Hay razas que son mas predispuestas a perder pelo a zonas como el pecho, a la barriga y a las patas. Generalmente son zonas corporales pobres en pelo, no se trata de placas.

Algunos ejemplos: Chihuahua, Bulldog, Shar Pei, Schnauzer….

En resumen...

  • Hace falta dar una buena alimentación a nuestra mascota con un pienso equilibrado.
  • Cepillar y hacer baños mensuales con champús adecuados para la piel, o sea, champús específicos para perros.
  • Si vemos cambios en el estado del pelo de nuestra mascota con caída abundante de pelo o presencia de placas o pelo débil, con rascado y enrojecimiento de la pie, SIEMPRE ES MEJOR UNA CONSULTA CON NUESTRO VETERINARIO.